ALARMAS VECINALES

El mayor beneficio que hemos encontrado en la instalación de las alarmas, además de inhibir el delito, es el que los vecinos se conocen, ya que a diferencia de las luminarias en fachadas que pueden instalarse en lo individual, las alarmas obligan a interactuar entre los vecinos, ya que entre más se instalen, mas efectivas serán.

  Al conocerse quienes viven en una misma calle, estarán en mejores condiciones de evitar ser víctimas del delito, ya que por lo general pocos vecinos saben quien vive cerca de ellos.

Con las alarmas vecinales se crea un ambiente de seguridad “en mi acera y la acera de enfrente”.

¿Cómo se instala este sistema de alarmas?

  •   Convocar a TODOS los vecinos de su acera y la acera de enfrente.
  • Exponer los beneficios de tener una alarma vecinal, así como su funcionamiento, - Esta alarma no está conectada a ninguna central.
  • Se forma un circuito con cable de uso rudo que pasa por TODAS las azoteas de la acera más la acera de enfrente. Aún sobre las azoteas de los vecinos que no hayan querido la alarma.
  • Del circuito baja en cada facha una luz y una chicharra.
  • En cada casa se instala un control doble, con el que se accionan todas las chicharras del circuito o si así se desea la luz de quien la acciona.
  • Se elabora una lista de los vecinos interesados, la cual servirá de directorio para los vecinos.
  • Las alarmas deben ser instaladas por personal de empresas serias.
  • Se elabora un pequeño manual de uso a fin de evitar malos entendidos, en el cual se indican los teléfonos de emergencia (060, 061).
  • Se recomienda hacer contacto con las autoridades locales para recibir su apoyo cuando sean accionadas las alarmas.
  • Estas alarmas pueden ser de gran utilidad para ahuyentar a algún sospechoso o para recibir ayuda en caso de accidente.

Pro-Vecino, brinda a sus afiliados asesoría para llevar a cabo la reunión con aviso mínimo de 8 días hábiles, además de proporcionar el contacto con un buen proveedor de alarmas de seguridad. (ver afiliaciones)